Nota de Tapa | Cover

Roxana Suárez y Sebastián Achaval

Joven tango salon

Sebastián Achával, ganador en el Mundial del año 2005, y Roxana Suárez son dos jóvenes comprometidos con el tango salón, desde un estilo propio respetuoso de las raíces.

Leer más



Young salon tango

Sebastián Achával, winner of the World Tango Championship in 2005, and Roxana Suárez are two young people committed to salon tango, with a personal style that respects the roots of the dance.

Read more


Textos |
Texts by: Lisandro Gambarotta
Traducción | Translation: Ute Neumaier
Exclusivos para | Exclusively for: El Tangauta



Descargar la edición completa GRATIS | Download for FREE this whole issue





Sebastián Achával y Roxana Suárez, su joven visión sobre el tango danza es un éxito internacional.
Sebastián Achával y Roxana Suárez, their youthful take on tango dance is an international success.










Roxana Suárez & Sebastián Achával


Joven tango salón
Young tango salon


En cada show, ya sea en una pista o en un escenario, resaltamos la esencia y tradición del Tango en sus años de esplendor, con una visión joven y actual. -Roxana Suárez & Sebastián Achával






El sol invade toda la casa a través de grandes ventanales que iluminan los salones en que se divide el hogar. El amplio y luminoso espacio es un refugio en pleno centro de la selva porteña. Aunque desde lejos llega el rugido de los motores, la comodidad del lugar y el afable trato convierte a la entrevista periodística en un ameno diálogo. Sebastián Achával y Roxana Suárez disfrutan de sus últimos días en Buenos Aires, antes de partir a una gira de dos meses que los llevará por Corea del Sur, Japón y Egipto. Hace pocas semanas regresaron de otra gira que recorrió Rusia, Turquía, Francia, Italia y Grecia. Su joven visión sobre el tango danza es un éxito internacional.

¿Por qué la elección por el tango salón?
Sebastián Achával: Viví toda mi infancia en la ciudad de Azul, provincia de Buenos Aires, donde el tango que llegaba era el de escenario o fantasía, y con este estilo empecé. Con el tiempo conocí otros recursos que me permitieron entender que se podía bailar tango de forma más tranquila, tradicional y apegada al piso, incluso en una exhibición. Podía mostrarme en un escenario haciendo algo íntimo, privado. Y sin darme cuenta me terminé metiendo muy adentro del tango salón. Cuando la conocí a Roxana empezamos a desarrollar un estilo propio en base a la suma de nuestras experiencias y de los diferentes maestros que nos enseñaron. Hoy tenemos un estilo que nos identifica.
Roxana Suárez: Empecé a bailar a los nueve años en las milongas que organizaba mi abuela y disfruté el baile de pista desde el principio. He probado varios estilos pero siempre el que más me gustó fue el tango salón. Cuando me junté con Sebastián definimos crear un producto propio porque nos pasaba, sobre todo en el exterior, que el público nos reclamaba una categorización. Nos asocian con el tango salón pero no nos encasillamos, incorporamos recursos que no son puramente de ese estilo. Reconocemos que el salón es el que más nos gusta y defendemos, pero le agregamos una impronta propia.





¿Cómo definen su estilo de tango salón?
SA: Se ve la tradición porque hacemos un baile al piso muy suave y delicado, pero el abrazo no es cerrado sino que está proyectado desde adentro hacia afuera. Constantemente mostramos lo que sentimos, lo que sucede en nuestro interior, pero sin llegar a hacerlo como si estuviéramos arriba de un escenario. De manera tal que si estoy bailando muy junto a ella y necesito alejarme un poquito, esa separación va a ser una caricia, no un “te suelto porque viene la figura”, es decir, demuestro en el baile que me suelto de ella pero no pierdo la comunicación. Si me tengo que separar es solamente porque el movimiento necesita un espacio, no para mostrar una figura, la figura será una consecuencia de lo que yo estoy sintiendo en ese momento.
RS: También nos preocupamos por ser elegantes y fluidos en la forma de movernos. Por eso nos gustan mucho los tangos lentos, más melódicos que recargados en lo rítmico.
SA: Resaltando el tango más tradicional incluimos una visión más actual, la línea de milongueros que me gusta es la de Antonio Todaro y Miguel Ángel Zotto, pero con un toque personal: la mano diferente, la cara en otra posición. •
The sun infiltrates the entire house through large windows that illuminate the rooms of the home. The expansive and luminous space is a refuge in the very heart of the porteño jungle. Although street noise can be heard from afar, the comfort of the place and the amicable atmosphere convert the journalistic interview into a pleasant talk. Sebastián Achával and Roxana Suárez are enjoying their last days in Buenos Aires before departing upon a two-month tour that will take them to South Korea, Japan and Egypt. Only a few weeks ago they returned from a tour through Russia, Turkey, France, Italy and Greece. Their youthful take on tango dance is an international success.

Why did you choose salon tango?
Sebastián Achával: I spent my entire youth in the city of Azul, in the province of Buenos Aires, where the only tango you saw was stage or show tango, and I started with that style. With time I learnt other options that allowed me to understand that you can dance tango in a manner that is more calm, traditional and grounded, including in a performance. I could express myself on stage doing something intimate, personal. And without realizing it I ended up getting deeply into salon tango. When I met Roxana we began to develop our own style on the basis of our combined experiences and the different teachers who taught us. Today we have a style that distinguishes us.
Roxana Suárez: I started to dance when I was nine years old in milongas organized by my grandmother and first and foremost I enjoyed social tango. I’ve tried various styles but the one I always most liked was salon. When I got together with Sebastián we decided to create a product of our own because we’d found that, especially overseas, people wanted us to categorize our dance. They associated us with salon tango but we didn’t quite fit the picture; we incorporate elements that aren’t purely of that style. We recognized that salon was the style we most liked and excelled at, but we bring to it our own imprint.

How do you define your style of salon tango?
SA: You see the tradition in it because our dance is grounded, gentle and delicate, but the embrace is not closed; it projects outwards from within. We constantly express what we feel, what’s happening inside us, but without doing so as though we were on stage. So if I’m dancing very close with her and I need a little distance, this separation will be a caress, not an “I’m letting you go because now comes a step”. That is, in the dance you can see I’ve come away from her, but I don’t lose the communication. If I have to distance myself it’s because the move requires space, not to show a sequence, the sequence will be the consequence of what I’m feeling in this moment.
RS: We also take care to look elegant and fluid in the way we move. For this reason we like very much the slow, more melodic tangos, more than those that are overloaded with rhythm.
SA: While highlighting traditional tango we include a more contemporary vision. The type of milongueros that I like are Antonio Todaro and Miguel Angel Zotto, but with a personal touch: the hand held differently, the head in a different position. •

Ganar el mundial

En el año 2005 Sebastián Achával ganó, acompañado por la bailarina Ximena Gallicchio, la categoría Tango Salón en el Campeonato Mundial de Tango. Fue una gran experiencia, pero decidió no volver a intentarla.

“A mí nunca me gustó competir pero Ximena me impulsó y convenció. A medida que íbamos superando etapas la motivación aumentaba, pero fundamentalmente me interesaba mostrarle a la gente, no sólo al jurado, mi estilo. Por supuesto ganar fue una experiencia única, cuando escuché mi nombre y el de ella fue increíble. Y gracias a este logro comencé a trabajar con el tango en Buenos Aires y en el exterior. Entré por la puerta grande. El problema después es mantenerse, que es más difícil que llegar. En definitiva fue una experiencia bárbara, pero no la repetiría”.

¿Por qué?
Cuando no se tiene nada por perder la decisión es ir a mostrarse, “esto es lo que hago, si no te gusta no me aplaudas pero mirame” pensamos muchos cuando competimos por primera vez. En cambio si yo volviera a hacerlo debería defender el título, por lo cual no disfrutaría ni un segundo, sentiría la presión de tener la copa al hombro. De todas maneras ahora veo al tango de una forma diferente, cada vez me convence menos como competencia porque provoca confusión en la gente y se pierde la esencia del tango.

Winning the
World Tango
Championship

In 2005 Sebastián Achával won, along with Ximena Gallicchio, the salon tango category of the World Tango Championship. It was a great experience, but he decided not to compete again.

“I never liked competing but Ximena encouraged and convinced me. As we got through each stage my motivation became greater, but fundamentally I was interested in showing my style to the audience, not just to the judges. Of course, winning was a unique experience, when I heard my name and hers it was incredible. And thanks to this achievement I began to work in tango in Buenos Aires and internationally. I came through the big door. The problem then is to make a living, which is more difficult. It was definitely a fantastic experience but I wouldn’t repeat it.”

Why?
When you’ve got nothing to lose the decision is to go out and show yourself.
“This is what I do, if you don’t like it don’t applaud, but watch me” is what many of us think when we compete for the first time. But if I was to go back and do it again I would want to defend the title, and in so doing I wouldn’t enjoy a second of it, I’d feel the weight of the cup on my shoulders. Anyway, I now see the tango differently, I’m less and less convinced by competition because it causes confusion and you lose the essence of tango.

Junto a
Osvaldo y Lorena

Roxana Suárez fue asistente de Osvaldo Zotto y Lorena Ermocida, una experiencia de la cual guarda un bello recuerdo.

“Ellos eran dos referentes para cualquier bailarín, por lo cual en el momento que Osvaldo me invitó a su estudio no lo podía creer. Ser su asistente fue un orgullo y una gran responsabilidad. Yo todavía no daba clases entonces me sirvió para entender todo lo que ellos enseñaban, que luego tuve que explicar a sus nuevos alumnos, por lo cual también me sirvió para aprender a ser una buena docente. Eran súper generosos, incluso me han dado clases gratis porque querían que le diera una buena devolución a la gente. Fue una etapa de mucho crecimiento”.•

Together with
Osvaldo and Lorena

Roxana Suárez was assistant to Osvaldo Zotto and Lorena Ermocida, an experience that she holds as a wonderful memory.

“They were two role models for any dancer, so when Osvaldo invited me to his studio I couldn’t believe it. To be his assistant was a source of pride in me and a great responsibility. I wasn’t teaching yet so it helped me to understand everything they taught, which later I had to explain to their new students, thus it also helped me to become a good teacher. They were very generous, including in giving me free classes because they wanted me to give back to people what they had taught me. It was a period of much growth for me.”


Lee ahora mismo

este artículo completo en la versión digital de El Tangauta Nº 192 (OCT 2010) (registro gratuito).

Descargala, compartila, ¡disfrutala!

Read right now

this complete article from the digital version of El Tangauta Nº 192 (OCT 2010) (register for free).

Download it, share it, enjoy it!

>> Volver | Back


El Tangauta Nº 192 (OCT 2010) • © El Tangauta 2010 • Comentarios | Comments




Armandito
Jesús Velázquez
Juan Bruno
Sexteto Mayor
El Arranque
Festival y Mundial
Mariano Montes
>> Volver | Back
    El Tangauta © 1996-2017 - Todos los derechos reservados - Avda. Santa Fe 1780 - 7º 708 (C1060ABQ)
    Buenos Aires, Argentina - TEL.(+5411) 5217-0511 - email:info@eltangauta.com