Tango Buenos Aires 2010

¿No ves la pena
que me ha herido?



Apuntes de Luz Valbuena


Leer nota abajo




Artículos relacionados | Related articles
Sugerencias y videos | Suggestions and videos
Rondas Clasificatorias | Qualifying rounds +
Semifinal + Final + Campeones | Champions




Descargar la edición completa GRATIS | Download for FREE this whole issue





El Festival y Mundial de Tango, superó este año su récord de convocatoria, y también de descontentos.













¿No ves la pena que me ha herido?

El Festival y Mundial de Tango, organizado por el
Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad
de Buenos Aires entre el 13 y el 31 de agosto,
superó este año su propio récord de convocatoria,
según fuentes oficiales, y también de descontentos.

Apuntes de Luz Valbuena


E
l Festival y el Mundial de Baile son los encuentros de tango más esperados del calendario global anual. Su enunciado –celebración de la cultura del tango impulsada por el Gobierno con acceso gratuito– cuenta con las bendiciones del mundo entero. Es mucha la gente que sueña con estas fechas invirtiendo tiempo, esfuerzo, esperanzas y dinero para poder participar. Igual que El Tangauta, que acompaña y apoya la realización del Festival desde su semilla.

Sin embargo, desde que asumió la actual gestión de Gobierno hace 3 años, cada vez se nos hace más difícil sostener la alegría. Las conversaciones que desde agosto del 2009 hemos mantenido con distintas personas de la organización tampoco nos alentaron gran cosa respecto de lo que debíamos esperar para el año en curso. No obstante, con el optimismo como bandera, solicitamos los permisos de prensa que este año, a diferencia del anterior, nos fueron cedidos.

Estuvimos en la presentación oficial del Festival el 3 de agosto en la Esquina Carlos Gardel. Ese día tomamos contacto con el catálogo en cuyas primeras páginas se leen tres mensajes firmados por el Ing. Mauricio Macri, Jefe de Gobierno de Buenos Aires; el Ing. Hernán Lombardi, Ministro de Cultura y Gustavo Mozzi, Director Artístico de Tango Buenos Aries. Leer palabras tales como identidad, patrimonio, excelencia, memoria, tradición y popular nos devolvió el entusiasmo. Pero lamentablemente la magia de esos textos desapareció en los discursos de presentación –se ha mencionado hasta el aburrimiento la comparación entre el tango y la soja del Ing. Macri–, en las declaraciones a los medios y, en nuestra opinión, en lo que días después fue el festival propiamente dicho.

El Ministro de Cultura anunció que se esperaban 100.000 extranjeros a lo largo de 15 días con un gasto promedio de 1.000 dólares por persona. Esta clase de mensajes, ajenos a la cultura por cierto, dejó como herencia que muchos ciudadanos estén ahora más preocupados por la imagen que se da al exterior que por nuestros compatriotas (artistas y público) y por nuestro patrimonio, los principales afectados.

A propósito de herencias, Gustavo Mozzi, cuya dirección artística tanto nos cautivó el año pasado, nos confesó que para él su labor tiene sentido también como una manera de sentar precedentes. Cabe preguntarse por qué piensa Mozzi que el futuro tendrá alguna consideración por sus esfuerzos en estos tres años cuando durante esta gestión se echaron por la borda excelentes ideas puestas en práctica en ediciones anteriores.

Estuvimos también en la apertura, el viernes 13, y otros días, en el llamado “Punto de Encuentro”. Entonces, aunque las comparaciones son odiosas, empezaron a acudir a la memoria, sin pausa y sin remedio, los recuerdos de los orígenes del Festival de Tango y de tres queridos amigos comprometidos con su construcción y continuidad: El Tete Rusconi, cortando la Avenida Corrientes sin permiso para improvisar una milonga callejera que resultó un éxito a mediados de los ‘90; de Elvio Vitali recorriendo los escenarios al aire libre y los espacios del San Martín con la alegría de un chico con juguete nuevo y de Jorge Waisburd, confiándonos su preocupación por la calidad de los textos que leía al aire por la FM 2x4 y que se multiplicaban luego miles de veces en taxis y locales de la ciudad. Pensamos mucho en ellos y también en todos nosotros y, contemplando el paisaje actual, nos ganó el alma esa mezcla aniquiladora de indignación, vergüenza y tristeza.

Por eso, porque apoyamos incondicionalmente al Festival de Tango como la celebración más importante del género, este año decidimos no dar cuenta de las actividades del festival, que seguramente habrán sido interesantísimas a juzgar por los artistas que participaron. En cambio, preferimos usar nuestros recursos para compartir varias opiniones sobre los aspectos que creemos merecen una revisión urgente. Como se sabe, no es éste (nunca ha sido) el estilo de las notas que nos gusta publicar en El Tangauta pero entendemos que de esta manera estamos haciendo un aporte más significativo a la cultura del tango que tanto nos cuesta a todos construir.

Lamentamos profundamente opinar que “Tango Buenos Aires - Festival y Mundial”, tal su denominación desde el 2008, pasó este año dejando un agujero negro en el espíritu de quienes amamos y nos dedicamos al género activa y seriamente. Ojalá estas páginas sirvan para abrir el diálogo constructivo y, a la vez, estimular la participación de todos los actores de la escena tanguera argentina. Todos. Porque en el 2011, si no queremos repetir el vacío, tendremos que poner el lomo. •

Un poco de recuerdo… y sinsabor


El administrador de la página de Festivales de Buenos Aires en Facebook deslizó en sus respuestas que la comunidad tanguera juzgaba esta edición peor que las pasadas porque no las recordaba bien. Que se haya omitido el número de edición en las comunicaciones de los últimos años acaso tenga por finalidad abolir la memoria de las anteriores. Cualquiera fuera el caso, lo cierto es que éstas son las ediciones 12º del Festival y 8º del Mundial y las anteriores emergen con toda vigencia, por ejemplo, en la protesta de la gente.

Durante las gestiones anteriores, el calendario anual del tango comprendía: enero y febrero: clases gratuitas; febrero/marzo: festival internacional; mayo/junio: campeonatos; agosto: mundial y diciembre: semana del tango (no había un solo mes para el tango).

Aquellos encuentros tenían lugar en toda la ciudad en espacios cerrados y al aire libre. Por citar algunos ejemplos: Costanera, Parque Sarmiento, C.C. San Martín, C.C. Recoleta, C.C. del Sur, Palais de Glace; Teatros San Martín, Alvear, Regio… Avenida Corrientes, plazas, auditorios, academias, milongas… Y muchos recordamos la noche de marzo del 2002 en el Teatro Colón con la actuación de músicos y bailarines excepcionales. (Sí, tango en el Colón.)

Se daba mayor jerarquía y protagonismo al baile. Además de las clases gratuitas durante enero y febrero, se había trazado un plan de enseñanza dirigido a los sectores más postergados y se llamaba a convocatoria abierta para obras coreográficas que, seleccionadas por un jurado que cambiaba cada año, eran incluídas en la grilla de espectáculos del Mundial propiciando así el desarrollo y la difusión de propuestas innovadoras. La convocatoria cerraba en mayo y se comunicaba, junto con los nombres de los jurados, en febrero (también había planificación).

Además de clases de baile, conciertos, espectáculos, conferencias, feria de productos y lanzamientos; la programación incluía también convocatorias para espectáculos de baile; peñas de cantores; muestras de pintura, escultura y fotografía; concursos de video, diseño y escultura; paseos por los barrios de la ciudad combinando clases, visitas y conciertos… Todo, por supuesto, con acceso gratuito. Las entradas se retiraban con toda transparencia el día de la función en la boletería de los teatros; la FM de tango de la ciudad transmitía en vivo y Gustavo Mozzi tocaba en el Teatro de la Ribera.

Además de alcanzar a muchos trabajadores del tango, otro gran acierto de las ediciones anteriores del Festival fue que se programaban actividades, espectáculos y orquestas en vivo en academias y milongas, lo que generaba la afluencia inmediata de público nuevo a los espacios que sostienen al tango durante todo el año y, como saldo, el crecimiento del circuito local. • –L.V.

Donde el barro se subleva


La página de Festivales de Buenos Aires en Facebook intentó funcionar como un espacio interactivo con clima de fiesta permanente pero, conforme pasaban los días, los reclamos de los seguidores se encendían más y más.

El administrador tuvo entonces la ocurrencia de censurar los mensajes que consideró inconvenientes –algo para prestar atención siendo el espacio de un Gobierno elegido por el pueblo– y no contento con eso, en sus respuestas, se permitió agredir a la gente acusándola de mentirosa y mal intencionada. A modo de ejemplo, extractamos el siguiente diálogo:

CG: ¿Estas clases son gratuitas o araceladas? Me comentaron que algunos pagaron $30 la clase.
Festivales: Esta clase es gratuita. Las clases aranceladas son para intermedios y avanzados.
ML: Son aranceladas, ¡una vergüenza! ¡Jamás fueron así!
Festivales: Éstas clases siempre fueron aranceladas, son clases de altísimo costo que aqui se dan a valores muy bajos. Te repito hace 8 años desde que empezó el mundial que se cobran estos cursos. Te contamos que estamos dispuestos a seguir contestando tus mails llenos de mentiras y malas intenciones. Una pena porque uno puede no estar de acuerdo o no gustarle la programación pero mentir cada dos post no es bueno para el tango, a quien vos decis defender. Te invitamos a criticarnos con la verdad.

Pero “la verdad” es que las clases para intermedios y avanzados no son de “altísimo” costo, como sabe cualquiera que se tome la molestia de averiguar, y jamás habían sido aranceladas en la historia del Festival (los talleres temáticos tenían arancel).

Estas desinteligencias de Festivales provocaron que, con toda razón, la protesta se volviera agresiva, que trascendiera su página y se atomizara en varios foros de la red que no le temen a la libertad de expresión. Uno de ellos fue la página de El Tangauta Tango en Facebook donde denunciamos la censura de nuestros comentarios, en particular uno que brindaba información útil y veraz que la página de Festivales había omitido. Este foro logró la atención de muchos hacedores del tango y también del Ministro de Cultura que pasó a dejar su comentario.

Así las cosas, recogimos aquella invitación de Festivales a criticar con la verdad en defensa del tango y decidimos compartir nuestras impresiones (leer abajo). Por otro lado, abrimos un foro en nuestra web e invitamos a todos los lectores a dejar también las suyas (sin censura pero con moderación). Y finalmente, así como el administrador de la página en Facebook censuró algunos comentarios, nosotros nos permitimos rescatar, resumir y reproducir algunos otros que, al margen de correr el riesgo de ser eliminados de esa página, creemos que reflejan el sentimiento de mucha gente.

Punto de encuentro

A la protesta general que comparaba esta sede con las anteriores, Festivales respondió que los espacios utilizados en otros años no reunían las condiciones acústicas acordes con el nivel de artistas que se presentaban en esta edición. Cabe señalar que muchos de los artistas de este festival también se presentaron en los anteriores en aquellos mismos espacios que hoy se consideran inadecuados. Pero además habría que sopesar si es preferible que menos personas lo pasen mal para escuchar bien (si es que se escuchó bien) a que, sacrificando un poco la calidad de sonido, la programación pueda ser disfrutada con mayor comodidad por más gente.

Y a propósito de la acústica, ¿existe en Buenos Aires un teatro que supere la del Colón? Ése fue uno de los espacios del Festival del 2002, por ejemplo (ver “Un poco de recuerdo…”).

Visibilidad cero. El edificio está ubicado en una calle angosta en una zona que, después de las 3 pm, apenas tiene tránsito. Faltó una señalización que sedujera a quienes pasaban por la esquina. Lo que ocurría adentro no se advertía desde la entrada y mucha gente que entró tampoco pudo disfrutar de las actividades programadas debido a la capacidad reducida y a una comunicación deficiente (en el 3º piso no se sabía lo que se desarrollaba en planta baja, y viceversa).
Las sillas dispuestas frente al escenario resultaron insuficientes. Detrás de la última fila había mucha gente de pie que trataba de ver y se empujaba entre sí, contra la prensa y contra los stands, y viceversa.
Lo que se llamó “milonga” no fue tal cosa, como bien sabe la organización. Tanto es así que, para que la gente entendiera la idea, debió trazar el dibujo de la pista con cintas pegadas sobre el piso y agregar un letrero de papel enfatizando “Pista de baile”. Los que querían bailar eran interrumpidos por los que pasaban atravesando la pista, y viceversa.
Los stands, se compartían entre dos expositores que, en algunos casos, eran incluso competidores. Durante la hora pico, cuando estaban programados los espectáculos centrales, no recibían la afluencia del público ya que se negaba el acceso al área por razones de seguridad.
La cafetería ofrecía un puñado de mesas, siempre ocupadas.
Tres palabras elocuentes: cuatro baños químicos.

Convocatoria, capacidad y entradas

La organización esperaba superar la convocatoria del 2009 cuando, según fuentes oficiales, se convocó a más de 300.000 personas. Sin embargo este deseo no se condice con la elección de una sede central (Punto de encuentro) con capacidad inferior a la del año pasado (Harrods).

El otro espacio que no requería entrada previa fue el C.C. Recoleta, que ofreció 8 espectáculos sólo hasta el 22 de agosto. Para los espectáculos programados en las demás sedes (Planetario y teatros 25 de Mayo, de la Ribera y Alvear) se requería entrada previa pero se dispusieron sólo 20.000 entradas que se agotaron ni bien se ofrecieron, una semana antes de iniciarse el festival.

En cuanto al Mundial, las rondas clasificatorias en La Trastienda no requerían entrada previa. Las 15.000 entradas para las semifinales y las finales de ambas categorías en el Teatro Coliseo y en el Luna Park se agotaron el mismo día que se pusieron a disposición del público.

Este sistema de entrega anticipada de entradas desestimuló a muchos compatriotas del interior que decidieron no viajar a Buenos Aires, habida cuenta de que se habían agotado; volvió a generar la capacidad ociosa de varias butacas que finalmente no fueron ocupadas; y propició una vez más la venta de localidades al mejor postor, como es de público conocimiento.

Antes de que comenzara el Festival tratamos de dar respuesta a las consultas de muchos lectores por la falta de entradas publicando una breve lista de sugerencias que no requerían entrada previa en el Punto de encuentro. Pero el Punto de encuentro, como ya se dijo, tenía también serios inconvenientes…

Mundial: finales en el Luna Park

Eduardo Arquimbau (Salón) nos dijo que, desde la distancia a la que estaba el jurado, era imposible ver bien. “No se ven los números… Es injusto para los participantes, se preparan durante mucho tiempo para ser evaluados de esta manera.” agregó.
A pesar de los intentos por mostrar la transparencia de cada instancia, una sombra de sospecha sigue tiñiendo toda la competencia. Alguien sugirió un cartel electrónico con los votos del jurado a la vista del público. ¡Votamos por ello!
No tenemos nada contra Rubén Blades pero, como quedó demostrado, no hace tango. Si la actuación de Blades hubiese sido programada cualquier otro día, posiblemente habría atraído público nuevo al tango, lo que siempre es saludado con entusiasmo. Pero su participación en la final del Mundial, quedó reducida a la promoción de Blades, que ahora mira al tango con interés comercial. Más representativo de la cultura del tango, y criterioso por parte del Gobierno, hubiera sido que esa enorme exposición en los medios masivos se hubiera aprovechado a favor del género presentando alguno de los muchísimos artistas que saben recrearlo con solvencia.
Susana Rinaldi cerró el encuentro el último día. Una gran pena que su entrada haya sido programada para después de entregados los premios, cuando casi la mitad del público del Luna Park ya se había retirado.
Aunque no salió en TV, mientras la Tana desplegaba todo su arte en el último tango, Fernando Bravo apareció por un costado del escenario y se puso a acomodar los pies de los micrófonos y a prepararse para anunciar que la velada había llegado a su fin… ¡Le faltaba barrer y apagar las luces! Pero, ¿nos volvimos todos locos?
Toda la información de Campeones del Mundial 2010 de ambas categorías, jurados, tangos que bailaron en las rondas de la final; nombre de los participantes clasificados en las finales, semifinales y rondas clasificatorias está aquí

La comunicación

Podríamos escribir varias páginas sobre el tema: la campaña en vía pública, la pauta en medios masivos (¿para qué si no había lugar?) y en medios especializados, el lugar relegado que se le da al baile, el silencio de la FM de la Ciudad, la omisión repetida de los nombres de los jurados, la galería de fotos de la página oficial que volvió a excluir ciertas actividades, la comunicación en la sede central, las respuestas del administrador de la página en Facebook… Hay mucho para decir, si alguien tiene el ánimo de escuchar. •


Metamorfosis del tango
Escribe José Gobello *


El tango nació hacia 1870 en una academia aledaña del Barrio del Mondongo. Testigo de su nacimiento fue el negro Casimiro Alcorta. Luego vinieron los compadritos de puñal en la sisa que gustaban bailarlo contra el ocaso amarillo.

Enseguida llegaron Madero, Bianquet, Güiraldes, Simarra, Carmencita y Copes, que lo convirtieron en baile.

Después vinieron Firpo, Arolas, De Caro, Troilo, Piazzolla y lo transformaron en música.

Llegaron más tarde Contursi, Tagini, Manzi, Expósito, Eladia, que lo convirtieron en poesía.

Luego vinieron Gardel, Nunziata, Corsini, Azucena, Rosita, Mercedes. Ellos lo hicieron canto.

Más tarde arribó Ferrer, que lo convirtió en Patrimonio de la Humanidad.

Ahora han llegado algunos caballeros desconocidos que lo han rebajado a souvenir para turistas.

* Autor de Crónica general del tango, Breve historia crítica del tango, Mujeres y hombres que hicieron el tango y Paratangos, entre otros libros. Presidente de la Academia Porteña del Lunfardo.

Ya sé, no me digás… ¡Tenés razón!

Opiniones extraidas de la página de
Festivales de Buenos Aires en Facebook


OI: Antes se hacía en febrero, sin lluvias, sin frío, sin apretujamientos. ¿Por qué agosto es el mes del tango en Buenos Aires?
SS: Cuando cambiaron las autoridades, se borró todo el trabajo previamente hecho y la organización pasó a ser desastrosa. Así lo viví yo y no tengo ningún motivo para querer difamar porque sí. Lo aclaro porque ustedes pretenden dar a entender eso de quienes comentan en contra.
FP: Fui de Córdoba para ver y a la hora me tuve que ir. Todos amontonados, parados y a los codazos. La música se cortaba, el lugar para la “milonga” era un desastre.
NV: Yo fui el lunes. Me tuve que retirar porque no se veía nada, no se escuchaba bien y era tanta la gente que terminé descompuesta.
FR: No les gusta que opinemos si no es a favor. Sacaron mi comentario sobre las colas para los espectáculos.
MLF: Anoche me la pasé todo el tiempo esperando ver algo en algún canal. En ningún lado sale nada.
SF: Una vergüenza la mala organización y la falta de respeto por la gente que estuvo haciendo 3, 4 o 5 horas de cola, como yo. Ni un baño para ir, muertos de frío. Son unos sinvergüenzas.
FDA:¡Qué desastre! Como hace ya unos años, la gente que va del interior se queda sin la posibilidad
de asistir. ¿Por qué no hacen como antes que se repartían el mismo día?
NL: Una vergüenza lo de Rubén Blades. Una falta de respeto a todos los que formamos parte del tango. Sigan poniendo cantantes de salsa, coreógrafos de contemporáneo y bailarines clásicos en el Festival y Mundial de Tango… ¡Qué poco criterio!


Lee todos los comentarios que seleccionamos
descargando gratis la edición completa de El Tangauta Nº 191




Ediciones anteriores
Festival + Mundial Tango 2009
Escribe Luz Valbuena

Nessun dorma - Editorial
Crónica parte 1 - Crónica parte 2
Música parte 1 - Música parte 2 - Para escuchar
Futuro perfecto - Editorial
Las cosas en su lugar - Escribe Milena Plebs
Testimonios de Pablo Agri, Omar Viola,
Ignacio Varchausky, Karina Beorlegui,
Fernando Galera, Juan Manuel Fernández,
Asociación de Organizadores de Milonga.
Correo de lectores


Leelo en los enlaces de arriba o descarga
gratis El Tangauta Nº 179 y 180


Previous issues
Festival + Mundial Tango 2009
By Luz Valbuena

Nessun dorma - Editorial (English)
Chronicle part 1 - Chronicle part 2
Music part 1 - Music part 2 - To listen
Future perfect - Editorial (English)








Follow the links above or download
for free El Tangauta Nº 179 & 180



>> Volver | Back


El Tangauta Nº 191 (SET 2010) • © El Tangauta 2010 •
Comentarios | Comments • Gracias | Thanks.




Armandito
Jesús Velázquez
Juan Bruno
Sexteto Mayor
El Arranque
Festival y Mundial
Mariano Montes
>> Volver | Back
    El Tangauta © 1996-2017 - Todos los derechos reservados - Avda. Santa Fe 1780 - 7º 708 (C1060ABQ)
    Buenos Aires, Argentina - TEL.(+5411) 5217-0511 - email:info@eltangauta.com